Cáncer de ovarios: entrevista a Tatiana

Destacado

A los largo de la siguiente conversación Tatiana nos cuenta su vida durante el último año: desde que le diagnosticaron el cáncer de ovarios, hasta que, hace unos días, le han dicho que está “limpia”.
Tatiana cuenta que ha sido una lucha, en ocasiones difícil, pero que ha sido posible gracias a su tesón, el cariño de cuantos le rodean y la fe que le ha acompañado siempre.
Esta es una conversación apta, no solo para aquellas mujeres que padecen cáncer de ovarios, sino también, para todas aquellas personas a quienes les gusta la vida y luchan día a día por salir adelante.

Cómo es el cáncer de ovarios: Testimonio de Tatiana…

“Sabía que me estaba muriendo- lo dice enfatizando para que no quepan dudas de que  ha sido así- y simplemente pensé, hasta aquí he llegado. Hasta aquí ha llegado mi vida y estoy tremendamente agradecida por todo lo que he tenido”.

Tatiana es una mujer madura, alta y delgada. En este momento es una mujer debilitada físicamente por la enfermedad en modo inversamente proporcional  al  que su espíritu se ha visto fortalecido por la misma. Y pese a la dulzura y serenidad con las que se expresa es una fiel defensora de sus creencias, las que le han llevado a vivir este periodo de su vida “en paz y absoluta gratitud”. A finales de enero, a Tatiana, le diagnosticaron cáncer de ovarios. “Fui al médico porque se me hinchó la tripa, la tenía dura y era una cosa extraña. A los médicos no les gustó y me mandaron de urgencias a las Concepción donde tras unas pruebas me dieron el diagnostico: cáncer de ovarios en un estadio 3C.” Sigue leyendo

Ginecología y Comunicación: Dr. J.F. Bértolo Gonzalez

“No se puede aprender a vivir con un cáncer porque no lo quieres tener y lo que quieres es que se te largue cuanto antes, no quieres vivir con el cáncer”

Así de categórico se manifiesta el Dr. José Félix Bértolo González especialista en Ginecología y Obstetricia  del Hospital Severo Ochoa de Leganés. En este tipo de diagnóstico, sobre todo, no duda en ponerse en la piel de la paciente a la que solo la palabra “cáncer” ya le da pánico. Sigue leyendo