Ginecología y Comunicación: Dr. J.F. Bértolo Gonzalez

“No se puede aprender a vivir con un cáncer porque no lo quieres tener y lo que quieres es que se te largue cuanto antes, no quieres vivir con el cáncer”

Así de categórico se manifiesta el Dr. José Félix Bértolo González especialista en Ginecología y Obstetricia  del Hospital Severo Ochoa de Leganés. En este tipo de diagnóstico, sobre todo, no duda en ponerse en la piel de la paciente a la que solo la palabra “cáncer” ya le da pánico. Sigue leyendo

Pediatría y Comunicación: Dr. Ricardo Escorihuela

“Lo que los niños aprecian en ti para llegar a ese nivel de comunicación es que eres una buena persona, que se puede confiar en ti”.

 Cuando le hablé al Dr. Ricardo Escorihuela Esteban, médico jefe asociado de pediatría de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, del proyecto que tengo entre manos se interesó inmediatamente en él. Es un médico al que se le nota que disfruta de la vida y de su profesión y lo transmite tanto en sus consultas como a lo largo de esta entrevista. “La pediatría y la comunicación deben ir de la mano, es a todas luces imprescindible que el profesional sea consciente de su importancia a todos los niveles”.

Sigue leyendo

Hola!

Cuando hace dos semanas mi hijo ( 24 años, cefaleas en racímos crónicas) volvió a ingresar en el hospital de día para su tratamiento de tres días con bolos de urbasón, decidí que había llegado el momento de compartir determinadas vivencias  con otras personas. A lo largo de once años de diferentes tratamientos, consultas con los mejores especialistas, horas en salas de espera, terapias alternativas e incluso cirugía, he comprobado la importancia  y trascendencia que tiene una comunicación adecuada  en el triángulo médico/paciente/familiares para una evolución óptima de cualquier enfermedad: durante este tiempo una sonrisa, un gesto, un mensaje esperanzador acompañado de unas palmaditas en el hombro, la actitud atenta del médico, la mirada de complicidad entre ambos, una lágrima,  unas palabras alentadoras, una frase fuera de lugar o el mismo silencio…han alcanzado dimensiones y consecuencias extraordinarias. ¡Ojala! este blog sirva para que en adelante seamos unos y otros más conscientes del efecto que  nuestras palabras o gestos pueden tener en los demás. Espero de corazón vuestras reflexiones para que entre todos podamos hacer del mencionado triángulo (médico/paciente/familiares) ¡un auténtico equipo!.