Crohn: Testimonio de Conchi y Nati, madre e hija…

“Pase lo que pase tú no tienes la culpa de no poder aguantarte. Cuando no te apetezca comer algo, no lo hagas, te sentará mal y será peor… Esta enfermedad no se cura pero puedes aprender a convivir con ella, consiste en ser precavido. Y siempre ¡siempre! disfruta de los pequeños momentos”.- Estas son las palabras que Nati, que padece la enfermedad de Crohn, dirige a otros enfermos que también la padecen.

Conchi y Nati, madre e hija, aunque venezolanas de nacimiento, viven en España hace treinta años. Conchi trabajaba en un horno de pan, cara al público, cuando empezó a tener los primeros síntomas de su enfermedad cuyo diagnóstico, en un principio, fue erróneo: Conchi.- “Me diagnosticaron Celiaquía, adelgacé muchísimo. Estuve muchos años mal diagnosticada y cada vez me sentía peor, con 1,70 de estatura llegue a pesar 47kg. Finalmente me ingresaron -estuvo 21 días en el hospital-  fue cuando se dieron cuenta de que lo que sufría eran Úlceras de Crohn. Durante años, en base a la supuesta Celiaquía, me habían estado prescribiendo una dieta contraria…”. Sigue leyendo